Es ya un hecho que la cosmética sólida se ha erigido como abanderada de un consumo responsable y sostenible: en el mercado empiezan a ganar peso los consumidores preocupados por el impacto medioambiental de sus decisiones de compra, y estos compradores están dispuestos a adoptar nuevos hábitos para minimizar ese impacto en el planeta, siempre y cuando los productos continúen resultando eficaces, funcionales y agradables de utilizar.
Artículos de higiene tan clásicos como la pastilla de jabón, que nunca se marchó de nuestros hogares, son acompañados ahora por otros cuyo boom ha sido más reciente, como es el caso de los champús y acondicionadores sólidos. Un concepto de higiene basado en la filosofía zero waste, que persigue consumir únicamente los recursos estrictamente necesarios y que además reduce considerablemente la huella de carbono al requerir un espacio mucho menor para el transporte y almacenaje de cada unidad de producto. Un nuevo concepto que ha sido recibido de buen grado por un consumidor cada vez más concienciado, pero también abierto a nuevas experiencias.
En Pardo, tras más de nueve décadas produciendo jabones sólidos, asumir el reto de ofrecer en estos nuevos formatos toda la calidad y eficacia que nos caracteriza ha sido un proceso tan natural como los ingredientes que utilizamos en su elaboración. Porque en realidad, esas fórmulas ya estaban ahí, esperando el momento de que el consumidor estuviera preparado para dar el salto a un consumo consciente, sostenible y libre de plásticos.
Por ello, desde Pardo ya hemos creado nuevas líneas que abrazan esta filosofía, y nuestros laboratorios continúan desarrollando algunas más que están a disposición de aquellas marcas que quieran conectar con ese segmento de consumidores conscientes que cada vez se hace más presente en la sociedad.
¿Es la tuya una de ellas? Ponte en contacto con nuestro departamento comercial y da tú también el salto a la cosmética sólida natural.